Los niños no siempre han jugado con juguetes. Y mucho menos con consolas, videojuegos o internet. Los protagonistas relatan cómo pateaban trapos con forma de pelota, peinaban muñecas de maíz o empujaban latas que corrían más que coches.

Jugaban sólo con la imaginación y no siempre en las mejores condiciones.... algunos eran muy pobres, otros estaban atrapados en una guerra o agotados después de 10 o 12 horas de trabajo. Y a pesar de todo, ¡buscaban la diversión en cada rincón! ¿Acaso existe algún niño que pueda vivir sin jugar?

¡Participa!¿Recuerdas una historia sobre este tema?

Trapos, cauchos y latas El jaripeo, el trompo y el papalote Juegos en las ruinas Muñecas de maíz Llovían peces Cortando jilotes La maletica de madera