A contracorriente, 1950.

Maritza Habana, Cuba.

Para que le duela más Nos van a echar del colegio Cinco horas de castigo Treinta y tres varazos La disciplina de mi padre El disparate que dio la vuelta al mundo

Más historias de Maritzaverlas todas

La clase más afectada Entraba por una oreja y salía por la otra Bailando hasta el amanecer Todo menos callar Patos encantados y otros misterios Una travesura gorda

¡Déjanos tu comentario!