¿Cómo se llegaba a ser ciudadano?, años 50.

Ivon Clemente Lloró, Colombia.

Ojos amorosos Nunca nos faltó el pan Del santo a la vírgen La abundancia del arroz El disparate que dio la vuelta al mundo Enterrar los tesoros Palabra de Guajira

Más historias de Ivon Clementeverlas todas

Mitos y poderes del chontaduro Minería, pesca y caza

¡Déjanos tu comentario!