Por no conocer a mi mamá, años 50.

Sara Cúcuta, Colombia.

Donde el hombre caimán Lo que nos tocaba hacer Juegos y bailes de escuela Con mucho cuidado Jornada de café La berraquera de mi padre Me tocó mantenerme solo No teníamos nada

¡Déjanos tu comentario!