Llegando al Pantano de Vargas, años 50.

Crecencio Paipa, Colombia.

En Egipto Me inspiraba el vallenato Canción de quince años Espérame mi bien Cinco centavos de tiple Nuestro carnaval El pilón, el acordeón y el carnaval Historia con acordeón

¡Déjanos tu comentario!